Inicio Números Ahora mismo, lo urgente es ir más despacio

Ahora mismo, lo urgente es ir más despacio

Los hay que leerán ahora mismo “Lo más urgente es ir más despacio” y automáticamente pensarán que voy a hablar de yoga, de respirar profundamente, y de esas tantas actitudes que suelen dar rabia porque parecen desconectadas de la realidad en la que parecemos estar condenados a vivir. Quiero decir, quién tiene tiempo de estar parado en un retiro en la India cuando vive en una ciudad altamente contaminada, altamente ruidosa, y altamente estresante y tiene que embutirse en el metro a las 7:00 de la mañana para ganarse el pan. Uno trabaja para ganarse la vida, pero porque no queda otra. O quién va a pararse a clase de yoga a las 5 de la tarde con niños a los que sacar adelante, una economía que apenas da y unas clases de yoga que de los 100 euros mensuales no bajan. Sí, parece que hasta ir más despacio es un privilegio.

Pues afortunadamente no voy a hablar de eso, por lo menos yo, porque a mí también me suelen dar rabia los que se van a países exóticos y presentan lo que hacen como la única manera de abrir la mente, descansar, aprender, regenerarse, desconectar, etc. Ojo, no ataco el hecho de irse de viaje, sino el hecho de vender el viaje como la única forma de recuperar el control de la vida.

Lo que me trae esta vez es la idea de que la vida esté bajo control, o vuelva a estarlo. Y afortunadamente, aunque quieran hacernos pensar lo contrario, tener la vida bajo control es gratis.

La idea es no ser una víctima de la vida.

La idea es tener la vida bajo control.

Y eso comienza por lo que se piensa.

En estos próximos días hasta el 2020 quiero que quien lea Dévé se defina por lo que realmente quiere ser a partir de ahora. No vamos a esperar al 1 de enero del 2020 (o al 31 de diciembre del 2019) para ponernos manos a la obra.  Lo que dicen los gurús que es verdad es que tú tienes lo mismo que Beyoncé, o el líder más poderoso y carismático del mundo: tiempo. Por tanto, la idea es usar el tiempo en lo que realmente te beneficie.

Lo urgente es ir más despacio es una llamada a la serenidad, ese lugar desde el que se toman las mejores decisiones.

Artículo anteriorMónica Gallego: “Necesito personas que quieran o volar conmigo o impulsarme a volar más lejos”
Artículo siguienteCómo lidiar con un equipo difícil
Creo que nada es difícil si sabes hacerlo. Soy Esther, ingeniera de Caminos amante de los trenes y del progreso social que traen. Dirijo Dévé, donde edito y escribo sobre estrategia, liderazgo y dinámica social; pilares del desempeño pro y perso. La verdad —simple, directa y clara— te hace libre.

¿Qué opinas? Hablemos.