Home Negocios Conceptos nobles prostituidos en 2020

Conceptos nobles prostituidos en 2020

(que necesitan volver a ser lo que eran)

Prostituidos porque cada uno los define como más le gusta, y al final nadie sabe lo que significan realmente. Cosas de la post verdad.

Resiliencia: de ese ya he hablado en un estúpido diccionario de LinkedIn, pero tengo que volver a hacerlo porque están volviendo a darle patadas al diccionario. Resiliencia no es aguantar lo que te echen por el hecho de que hay que aguantar lo que te echen —porque puedes aguantar y acabar como un amasijo—. Se trata de que lo agentes externos no acaben con tu integridad. Ojo, que hay personas resistentes que deberían no serlo, por el bien suyo y de la Humanidad, en el sentido de que las experiencias duras o pérdidas podrían hacerles reflexionar para cambiar para mejor, pero no.

Proactividad, igual. Una persona proactiva no es la que se pasa el día haciendo cosas.

Flexible (en qué hora fueron a encontrarlo los jefes adictos al trabajo que quieren que tú también lo seas. De verdad, en qué hora). Flexible es un concepto que usan quienes compran la vida a cambio de un salario, y lo usan más que quienes venden su vida a cambio de ese salario. Será porque unos se lo han agenciado antes, a saber. 


Antes de seguir, asegúrate de guardar 5 errores de liderazgo que debes evitar 


 

Líder, Emprendedor y CEO: solo quien los vive conoce el gustito que dan.

Líder: De este han dicho demasiado. Mejor cojamos un diccionario.

Emprendedor: antes de nada, emprender mola. Solamente quien emprende consigue situarse a otro nivel, es un bautizo en riesgo, incertidumbre, varias roturas de ego, prueba y error, gestión del miedo a las alturas, gestión del miedo a lo que dirá tu madre o lo que pensará tu madre, etc. Por supuesto, no todos los emprendedores son majos o buenas personas. Los hay que lo tienen casi todo hecho, pero de eso no voy a hablar pero quiero señalar que el concepto ya se lo pone cualquiera, incluso los tíos de Tinder como campanita que suena para atraer no sé qué —ahí puede ser contraproducente, recuerdo que los emprendedores no suelen andar sueltos de dinero, que digamos.

CEO – CEO/jefe de proyecto/consultor/manager/chief… palabras que dan mariposas en el estómago. Pero quienes hemos vivido las dos facetas del liderazgo tenemos claro que poder es responsabilidad (a menos que seas un narcisista o un inmaduro), y un puesto de mando no es necesariamente mayor libertad o mayor felicidad. Suele traducirse en un mayor salario, no siempre en personas en las que poder delegar la carga de antes del ascenso .

Alfa, hombre alfa. Este es el que peor está. Porque dicen que alfa es un hombre con iniciativa, valores, no sé qué, no sé qué, pero ya hay YouTubers Abominables que en nombre del concepto enseñan a otros hombres a tratar mal a las mujeres —manipularlas, más que nada—. Deberían existir restricciones cerebrales: hombres que todavía está mal de la cabeza, hombres que no acceden a ciertos conceptos.

Influencer: por si acaso, lo digo. Influencer no es el que tiene miles de contactos en X red social, sino el que inspira a sus contactos a hacer algo.

(de) carácter: últimamente me lo encuentro bastante, me pregunto si será por influencia de Netflix y sus series irrealistas, o de la malicia de la mitad de la población mundial, o del deseo de poder ser una misma en la vida, en medio de ambientes laborales en los que al final tienes que actuar para mantener el puesto de trabajo (sobre todo si eres mujer). Lo he visto en mujeres que piden un hombre de carácter que domine —mi traductor interno bienintencionado dice: “un hombre masculino, con iniciativa, con el que una se pueda sentir segura”—. También lo he visto en hombres que piden una mujer de carácter: no sé si quieren una mujer que, además de hacer lo que ya le toca hacer a la mujer en la vida de familia, haga más todavía y lleve los pantalones y pague todo y añada drama… luego se quejarán de ella, lo sé. Parece ser que las mujeres cariñosas y gentiles aburren. Quizá necesitamos recordar la diferencia entre carácter y mal genio, no vaya a ser que alguno se esté confundiendo y crea que el masoquismo es buena idea.

 

Previous articleHaz de tu estrés algo positivo
Next articleCosas que crees que te hacen un buen jefe, cuando más bien lo contrario
Creo que nada es difícil si sabes hacerlo. Soy Esther, ingeniera de Caminos amante de los trenes y del progreso social que traen. Dirijo Dévé, donde edito y escribo sobre estrategia, liderazgo y dinámica social; pilares del desempeño pro y perso. La verdad —simple, directa y clara— te hace libre.

¿Qué opinas? Hablemos.