Inicio Teamwork Tips para que tu feedback sea efectivo

Tips para que tu feedback sea efectivo

Es importante tener en cuenta que no podemos ir por la vida siendo críticos con todos, no somos quienes para reformar a nadie porque todos cometemos errores, y porque al final es mejor concentrarnos y corregirnos a nosotros mismos. Ahora bien, en el entorno laboral, muchas veces necesitamos dar feedback no solo a nuestros grupos de trabajo sino a nuestros compañeros.

Cuando alguien hace un comentario sobre ti (crítica), ¿sueles responder de forma negativa y adoptar una actitud defensiva? Si es así quiero informarte que esta actitud es automática y viene una falsa creencia que se imprime en nosotros desde la niñez (si no eres perfecto y te adaptas a lo que la sociedad te exige no serás aceptado). Al ponerte a la defensiva tiendes a concentrarte en esconder o justificar tus errores, y es ahí cuando pierdes la oportunidad de analizar lo que te están diciendo con el fin de ver si es cierto y por consiguiente tener la oportunidad de corregirlo y ser mejores cada día.

Ahora bien, si por naturaleza solemos responder de forma negativa a las críticas ¿Te imaginas lo que pasaría si supieras dar un buen feedback a tu equipo o compañeros de trabajo? Sería magnifico ¿no? Tendrías una herramienta que potenciaría el avance y evolución positivos de tu equipo ¿Qué opinas? Pues si quieres unos tips para hacer del feedback algo eficaz, sigue leyendo.

5 tips para hacer del feedback algo eficaz

4 filtros iniciales

La historia de los filtros de Sócrates no es esta, pero me he basado en ella porque siento que puede ayudarte mucho para determinar a quién puedes dar feedback y a quién no.

1 ¿Quién es la persona? ¿Es importante para ti tu interlocutor? ¿Eres importante para tu interlocutor? ¿Su relación laboral es cercana?

Importante: Si en algún momento vas a hacerle un comentario a alguien, es vital que tengas en cuenta que no eres el reformador del planeta y que mucho menos eres perfecto, todos tenemos defectos. Si vamos a hacerlo, hagámoslo porque la persona en cuestión tiene una relación laboral directa con nosotros.

2 ¿Es verdad? Este punto deberías analizarlo muy bien, recuerda que ves la realidad a través de tus lentes y cada uno tiene los suyos propios, no puedes hablar desde la suposiciones o desde los yo creo que. Para poder saber si algo es verdad o no, puedes analizar cuántas veces tu interlocutor ha obtenido el mismo resultado por su actitud o comportamiento.

3 ¿Es bueno? Tenemos una percepción negativa de los errores y de las críticas, en lo personal he aprendido a ver los errores como herramientas de mejora, he hablado sobre el tema en otros artículos y las críticas como comentarios de los demás que buscan ayudarme a ver lo que no he podido ver por mi misma.

4 ¿Es útil? ¿Piensas que vale la pena que el otro reciba la información que vas a darle?

Empatizar

Después de haber hecho los 4 filtros, es primordial comprender que los seres humanos son más emocionales que lógicos, es decir, cada uno tiene sus propios prejuicios, miedos, sentimientos de orgullo, vanidades, etc. Tener esto en cuenta te ayudará a buscar la mejor manera de acercarte a tu interlocutor y de saber sortear su reacción.

Resalta las fortalezas

Una de las claves para que tu equipo te escuche, es establecer una comunicación directa con ellos, desde el principio la información debe fluir sanamente en ambas direcciones. Con el fin de no desmotivar a tu interlocutor, antes de decir algo negativo, concéntrate en resaltar sus fortalezas.

Argumentar

La mejor manera de entrar en materia es mostrar a nuestro interlocutor de forma gráfica y estableciendo similitudes, la cantidad de veces que una actitud o comportamiento han llevado a la organización, al equipo o al él mismo a tener resultados negativos.

Lenguaje y actitud amables

Como dije anteriormente, puede que el otro se ponga a la defensiva, es muy importante que nuestro lenguaje corporal y nuestras palabras sean amables y asertivas todo el tiempo.

Artículo anteriorJoel Minguet: “Estoy profundamente enamorado de Lorca”
Artículo siguienteResulta que no somos tan especiales.
Soy life coach y escritora de bienestar emocional. Los años en el sector privado me inspiraron a volcarme en el mundo de la inteligencia emocional y el liderazgo. Actualmente, además de escribir para Dévé escribo en valorarteblog.com. Espero poder aportar con mis artículos herramientas que mejoren tu vida laboral.

¿Qué opinas? Hablemos.