Home Carrera El liderazgo no es lo que te han hecho creer, si eres...

El liderazgo no es lo que te han hecho creer, si eres mujer. Ni si eres hombre.

El liderazgo no es lo que te han hecho creer.

Puede que te hayas encontrado, como mujer con cargo directivo en empresa, teniendo que hablar en un tono de voz más elevado o más grave para hacer valer tus directrices. Porque no se asume ni acata tu labor de liderazgo, si no es siendo agresiva o llevando pantalón. Y, si eres hombre en puesto directivo, igualmente puede que tus directrices pierdan autoridad, si las comunicas con tanto empeño como suavidad de tono.

Sin embargo, hoy está generalizado en las empresas sólidas, que liderazgo no equivale a dirección, así como que no hace falta ser agresivo para liderar bien.

Un papel importante en una empresa, dirigiendo y liderando grupos, lo juega quien:

    1. comunica bien.
    2. Es asertivo y claro.
    3. Tiene definidos objetivos a corto, medio y largo plazo, y
    4. Es flexible si su cumplimiento deviene imposible.

 

Hay que diferenciar entre roles de mando y liderazgo.

No es más líder, ni está más cerca de ser obedecido con garantía de éxito, quien se obsesiona con dar una imagen impecable.

Apunta cuatro notas claras que denotan quien de verdad sabe liderar y dirigir porque a esa persona no me hace falta mandar.

    1. Creo en la utilidad de lo que hago y sé muy bien en qué consiste.
    2. Cronometro cada día con la máxima previsión.
    3. Hago y superviso el mapa de riesgos a corto medio y largo plazo
    4. Conozco a cada componente del equipo, les tengo en cuenta para lo que cada uno debe y puede aportar.

Si además de todo esto, te agrada el reto de conseguir objetivos en calidad, precio y plazo, es casi seguro que sabes dirigir y liderar bien. Ánimo y que la fuerza te acompañe… sin llevarse tu capacidad de elegir cómo cuánto, cuándo y con quién sonreír.

Previous articleAfro-chic, como nuevo concepto.
Next article¿Cuál es tu peor hábito a la hora de escuchar?
Soy abogada vocacional. Optimista. Me gustan los defensores de causas difíciles, y soy de hacer buenos equipos.

¿Qué opinas? Hablemos.